Buscar en Suena La Palabra

viernes, 31 de diciembre de 2010

¿Porqué ya no voy al Cine? IV

Hace una semana decidí ir al cine a ver que películas estaban en cartelera, para ser precioso fui el 25 de Diciembre. Como he comentado en posta antiguos de este tipo, suelo acudir al Cinemex que se encuentra saliendo del metro Miguel Hidalgo. Esta vez no fue la excepción pero vaya que sorpresa me lleve en sus casi 800 salas (exagero, obvio) se encontraban TRON: Legacy (en 2 salas) Megamente (En 2 o 3 salas), Enredados (en otras tantas). Es decir 3 o 4 películas en un complejo de 10 salas aproximadamente. Se me hizo una reverenda mamada. Pero decidí que el pánico no se apoderada de mí y acudí a otro cine llamado El Palacio Chino que se encuentra a unas cuantas cuadras. ¡Oh Sorpresa! Las mismas películas, repetidas en 2 o 3 veces en su salas. Y todo en menos 1 KM a la redonda.

Todavía dueño de mí decidí caminar otro tramo, esta vez un poco más alejado. Sobre la calle de Bucareli se encuentra un Cinépolis el cual frecuentaba en mis épocas de universitario. Pensé que sería una salvación... que equivocado. Las misas películas que los otros dos complejos, y repetidas dos o 3 veces en casa una de sus salas. En menos de 2 km a la redonda 3 cines me ofrecen lo mismo sin dar alguna oferta a su clientela.

Puede escudarse que era Navidad y que los estrenos de esa semana estaría para la siguiente o pueden tener otra razón. Como la mayoría de la gente va como yo voy al cine sin consultar la cartelera a ver que se encuentra y aunque las opciones no le gusten ya están ahí pues ve lo que sea, entonces a Los Cines no les preocupa que disfrutes o no sólo que entres. Así me pasó que terminé viendo TRON: Legacy, que esta buena, pero la ví más por compromiso que por ganas.